¿Grados de Celiaquía? Sí, los del daño en las vellosidades intestinales.

Magdalena Leflet. Graduada en Nutrición Humana y Dietética
Técnico Red Sevilla sin Gluten.


En la celiaquía no existen grados. Una persona es celiaca o no es celiaca, pero no lo es más que otra. Cuando se habla de grados, se refiere a grados de lesión del intestino, es decir, el daño que el  sistema inmunológico de una persona celiaca provoca a  sus vellosidades intestinales al ingerir gluten, y en función de la gravedad de ese daño hablamos de grados de lesión del intestino.

Vamos a explicarlo:

La Celiaquía es un trastorno autoinmune, crónico y sistémico, el cual, necesita de una base genética para llegar a desarrollarse.

Al ingerir gluten, el daño se produce en las vellosidades intestinales, localizadas en el intestino delgado. Estas son unas estructuras en forma de filamentos, que recubren la parte interna del intestino y son las encargadas de absorber los nutrientes que tomamos con loa alimentos, por eso es muy importante que se encuentren en buenas condiciones. El estado de las vellosidades determinará el grado de avance de la Enfermedad Celiaca.

El patólogoinglés Michael N. Marsh, definió tres grados de lesión en la clasificación Marsh, revisada posteriormente

Clasificación Marsh

  • Grado de lesión 1. La estructura de las vellosidades no está alterada pero el número de linfocitos intraepiteliales (IELs) es superior al 25%. Este grado no siempre indica una enfermedad celiaca, ya que también puede ser originado por otras enfermedades.
  • Grado de lesión 2. Estructura vellositaria normal, pero contiene criptas hiperplásicas (localizadas en la base de las vellosidades), así como el nº de  IELs aumentado.
  • Grado de lesión 3. Aumento del número de IELs, hiperplasia de las criptas y atrofia de vellosidades. Esta se subdivide para distinguir el grado de atrofia en las vellosidades en parcial (3a), subtotal (3b) y total (3c).

Por tanto, una persona celiaca, tenga el grado de lesión que tenga, debe tener una alimentación sin gluten ESTRICTA, ya que cada vez que ingiere una mínima cantidad, se produce daño intestinal, aunque en algunos casos no se manifiesten síntomas externos.


Fotografía Unsplash.com

Subscribe
A customizable subscription slide-in box to promote your newsletter
[mc4wp_form id="128"]