Organizar la fiesta de Navidad en casa SIN GLUTEN

Johana Gutiérrez. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética.


Comida de empresa, quedadas con amigos/as, comidas y cenas familiares… infinidad de encuentros en los que igual nos ponemos un poco nerviosos/as con tantas trazas de gluten de por medio, por lo que lo mejor, siempre será escoger salir a comer en un establecimiento con garantías, o podemos invitar a nuestros/as amigos/as y familiares a comer en casa. 

Organizar una fiesta en casa puede ser una buena opción para asegurar que tienes el control y así evitar trazas de gluten en fechas tan señaladas y relajarte del todo para disfrutar al máximo del momento. 

Los menús navideños por su naturaleza pueden ser 100% sin gluten, todo depende de lo que tengamos pensado para sorprender a nuestros comensales. 

El único alimento que puede fastidiar algo el menú es el pan o los picos, pero siempre podemos ofrecerlo en packs individuales, al igual que cada plato para evitar contacto cruzado. 

Si algún invitado/a se ofrece para traer algo, indícale cómo escoger un alimento seguro o elabora un listado de productos que pueden aportar y que no supongan ningún riesgo, o simplemente puedes solicitarle su ayuda en la elaboración del menú en tu casa.  

Empecemos por lo entrantes

En España es bastante común encontrar platos de jamón ibérico y otros embutidos, quesos, gambas y algunos encurtidos.

Revisa bien las etiquetas y asegúrate que sean alimentos con mención “sin gluten” en su etiqueta, especialmente en el caso de los embutidos o algunos quesos, o que realmente son alimentos genéricos como las gambas. 

También puedes sorprender con algunos aperitivos como, por ejemplo: brochetas de mozzarella y tomate, bacón sin gluten rellenos de dátiles, cucharas con ceviche (de marisco y/o pescado), huevos rellenos con mayonesa de zanahoria y caviar… Son opciones fáciles, unas más exóticas que otras, pero que, en principio, ninguna tiene que llevar gluten. 

A continuación, pasemos al primer y segundo plato, recuerda que, si optas por materias primas que en origen no contengan gluten, no tendrán ningún problema en elaborar tus comidas, aplica el mismo sentido común que en tu día a día y verás que fácil te resulta. 

Primer plato

Es bastante común encontrar de primer plato un plato caliente tipo sopa, que puede ser un caldo con base de carnes o pescados o hacer una sopa de verduras. También puedes optar por alguna crema. 

Este primer plato ligero, abrirá boca para pasar al plato principal y dejar hueco para el postre. 

Plato principal (segundo plato)

Aquí es difícil escoger porque para gustos, los colores, aunque a modo general siempre encontramos alguna carne asada, el típico pavo relleno, pescado o marisco en diversas presentaciones según la región, etc. 

Optes por el plato que optes, mi consejo es acompañar dichos platos con una ensalada para aportar al menú alimentos frescos y ligeros. 

Postres

Después de una comida tan copiosa, a mi me gusta incluir postres que dentro de sus ingredientes incluyan frutas, como por ejemplo una mousse de limón, algún sorbete, macedonia de fruta de invierno… aunque si somos más golosos, un postre con chocolate, nunca falla. 

Emplatado

En caso de que decidas que haya pan con gluten, opta por una presentación individual para cada persona y evita los platos para compartir, así todos/as tendréis la misma presentación y nadie se sentirá distinto 😊

Aquí te dejamos un montón de ideas, pero eres libre de versionar tus platos según tus gustos alimentarios: 101 recetas de Navidad sin gluten para celiacos.

Esperamos que disfruta de las fiestas con alegría y SIN GLUTEN.  

Foto de Libby Penner en Unsplash