Ensaladas en verano

Johana Gutiérrez. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética.


Vienen los meses más calurosos y no nos apetece mucho cocinar, por lo que el artículo que os dejamos a continuación, no es una receta como tal, sino ideas para confeccionar ensaladas completas, variadas y nutritivas. 

Hay múltiples de combinaciones, pero sabemos que os van a encantar porque las recetas que os presentamos son rápidas y fáciles de elaborar. 

¿Cómo confeccionar una buena ensalada? Lo primero, utiliza una buena base de hojas frescas, tienes distintos mézclum preparados en las grandes superficies, o puedes elaborarlos tú mismo. 

Opciones: canónigos, rúcula, lechugas, col blanca, o lombarda cortada en finas tiras, brotes de espinacas, etc. 

  • Añade dos o tres verduras de temporada. 
  • Puedes dar un poco más de color y sabor añadiendo fruta a tu plato. 
  • Añade una o dos fuentes proteicas, puede ser vegetal o animal: 

Vegetal: edamames, legumbres, frutos secos, semillas, trigo sarraceno, tofu troceado, etc. 

Animal: huevo, quesos, jamón cocido, conserva de pescado, etc. 

  • Añade una fuente de hidrato de carbono SIN GLUTEN: pasta sin gluten, quínoa, mijo, arroz, maíz, etc. 
  • Adereza a tu gusto, pero de base siempre usa aceite de oliva virgen extra. 

5 ejemplos de ensaladas veraniegas: 

  1. Canónigos, cebolla, pepino, higos, queso de cabra, nueces y quínoa. Adereza con AOVE y vinagre. 
  2. Brotes de espinacas, tomate, zanahoria, manzana, melva y lentejas cocidas. Adereza con un poco de mostaza, miel, AOVE y vinagre. 
  3. Lombarda, remolacha rallada, zanahoria rallada, piña troceada, gambas, y mijo. Adereza con AOVE y vinagre. 
  4. Mix de lechugas, cebolla, pimiento rojo, melocotón troceado, aguacate, edamames y arroz rojo. Adereza con AOVE y lima.
  5. Rúcula, cebolla, rabanitos, mango, pollo braseado, trigo sarraceno y maíz. Adereza con AOVE y vinagre. 

Puedes hacer tus ensaladas en casa, o llevártelas al trabajo, incluso de excursión a la playa. Si vas a transportarlas yo te recomienda llevarlas en tarro de cristal, que además de ser un método de conservación ideal para las ensaladas, a la vista queda muy bonito, te dejamos varios trucos: 

  1. A mi me gusta llevar el aderezo en un tarrito aparte, y así se conserva mejor el plato, sino, añade el aliño en la base del tarro. 
  2.  Coloca las verduras duras sobre el aliño, así evitarán que otros ingredientes entren en contacto y se deterioren. 
  3. Pon los hidratos de carbono (arroz, pasta sin gluten, quínoa…), proteína animal, o legumbres, estas harán de barrera entre el aliño, los alimentos más delicados. 
  4. Encima pon la fruta, verduras blandas, semillas y/o frutos secos. 

Por último, termina tu ensalada colocando las hojas al final. 

Con estos pasos, puedes preparar tu propia ensalada para llevar. Puedes mezclar bien la ensalada y comerla directamente en el tarro de cristal o colocarla en un plato.

Foto de Anna Pelzer en Unsplash