Cómo sobrevivir a la Navidad saliendo a comer fuera de casa .

Magdalena Leflet. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética.


Ahora que se acercan las fechas navideñas y que suele ser común ir como invitado a comer a casas ajenas, me parecía importante dar una serie de consejos a la hora de cocinar platos seguros sin gluten, y cuando decimos sin gluten es sin contaminación cruzada. 

Sabemos lo difícil que es comer en bares y restaurantes siendo celíaco pero si vamos a comer a casa de familiares o amistades puede ser todo un reto, ya que la persona que nos va a dar de comer es muy probable que desconozca cómo debe cocinarse sin gluten. 

La celiaquía no es una moda ni un capricho, la celiaquía es una enfermedad que debe tratarse con cuidado y ayudar a estas personas, muchas veces incomprendidas. El hecho de que una persona celiaca vaya a comer a casa puede ser un verdadero quebradero de cabeza para quien cocina pero de verdad, no es tan complicado si sabes cómo.

Una vez comprendido que esto no es un capricho y puestos a elaborar un menú apto para un celiaco (lo ideal es que el menú sea el mismo para todos los comensales pero libre de gluten J), ahí van una serie de consejos:

  1. Diseñar el menú junto con quien vaya a cocinar, de manera que la persona que cocina ganará seguridad y la celíaca tranquilidad. Pueden comer casi de todo: carnes, pescados, mariscos, hortalizas, es decir, todo lo que no contengan gluten en su origen, sólo hay que prestar atención con qué condimentamos y en evitar la contaminación cruzada con utensilios, zonas de contacto u otros alimentos con gluten, así que una vez se sepa qué no tiene gluten se sustituirán ingredientes que lo contengan por otros que no. 
  2. Es importante que en la etiqueta aparezca el sello o la mención sin gluten si queremos estar totalmente seguros de que no contiene trazas. En cualquier establecimiento ya encontramos gran cantidad de alimentos de todo tipo etiquetados sin gluten. 
  3. Prohibido usar alimentos que pueden causar un riesgo elevado de contaminación durante el cocinado como sin harinas de trigo, centeno, cebada, es decir, todas las sustancias en polvo que contengan gluten, ya que al ser volátil es muy fácil que contaminen las preparaciones. Si se usan que sean sin gluten, por ejemplo, harina de garbanzo para freír o de maíz para ligar salsas. Cuidado también con las especias, pastillas para caldos y colorantes.
  4. Lo ideal es que todo el menú sea libre de gluten, ya que lo más fácil es contaminar alimentos sin gluten con utensilios que han estado en contacto con gluten, por ejemplo, al mover una salsa con un utensilio que antes ha movido un caldo que tiene gluten. Si cocinamos con y sin gluten utilizar utensilios, ollas y sartenes específicos y dejar, en la medida de lo posible, una zona de la cocina para sin gluten. 
  5. Si vamos a utilizar el horno o el microondas, estos deben estar bien limpios, basta con agua caliente y jabón. Preparar primero los platos sin gluten y luego con gluten. No pueden hornearse a la vez.
  6. Si finalmente todo es sin gluten a excepción del pan, prestar atención y cortar primero el pan sin gluten con un cuchillo y tabla bien limpios y después el pan con gluten. Si necesitamos cortar más pan sin gluten se hará con un cuchillo y tabla limpios.
  7. Ojo con las bebidas ya que pueden tener gluten. Ya hay muchas cervezas con y sin alcohol y sin gluten, además de vinos y sidras.
  8. Precaución en la mesa. Es recomendable que el celíaco se siente en una esquina ya que suele ser bastante común pasarse el pan por encima de los platos y si cae en el plato que no debe tener gluten, se contaminará. Si se comparten platos, es mejor que el celiaco se aparte antes en su plato, ya que  se contamina con los cubiertos de otros comensales o al mojar el pan con gluten en la salsita.
  9. Si ponemos aperitivos para picar, es mejor que haya exclusivo para sin gluten, en un recipiente individual (aceitunas, altramuces, frutos secos, etc).

Y ahora os comparto un menú navideño sin gluten:


MENÚ DE NAVIDAD SIN GLUTEN

Entrantes

Surtido de quesos con uvas, pasas y nueces

Aliño de aguacate, tomate, cebolleta, alcaparras, y pulpo.

Paté casero de atún, huevo y curry con crudités de verdura

Primer Plato

Fabes con verduras y almejas

Segundo Plato

Lenguado al horno con gambas en su salsa y patatas

Postre

Panna cotta con frutos rojos confitados y pepitas de chocolate negro


Espero que os hayan servido estos consejos, y ahora ¡A disfrutar!

Photo by Tania Miron on Unsplash

Subscribe
A customizable subscription slide-in box to promote your newsletter
[mc4wp_form id="128"]